miércoles, 21 de noviembre de 2007

Sin una ceja

Continuamente pienso que no se puede confiar en las personas, que el mundo está contaminado de cosas feas, de gente ignorante, mala. Para cuando esto llega a niveles altos tengo en el botiquín un frasquito (que me dio Imhotep) que en la etiqueta dice “Fe en la Humanidad”, entonces le doy trago, cierro los ojo, respiro profundo y mi fe en la humanidad se siente más fuerte.

Esa noche llegué a casa un poco más tarde de lo habitual, las llamé pero ninguna contestó, entonces las vi a las dos, muertas. Me dijeron que lo hicieron unos niños. Niños. ¿Se imaginan la clase de padres que deben tener y la manera en como los están educando para que se diviertan asesinando? ¿Se los imaginan de adultos?


Me llené de coraje. Mucho coraje. Tan enojada que estuve a punto de verme como Sejmet e invocar a las Euménides, quería que hicieran su trabajo, quería venganza. Venganza.

Recordé el frasco del botiquín, creo que bebí el trago más grande de mi vida, cerré los ojos. Vi sus lindos ojos azules, vi su preciosa cara oscura, la vi toda ella tan elegante y hermosa; también estaba su hija, los mismos ojos, sólo en eso se parecían, ella tenía la cara muy clara, casi blanca y no se veía muy elegante, era como rebelde.

Abrí lo ojos. Mi fe en la humanidad no se sentía más fuerte. No se sentía. No sé si el frasco está vacío. No sé si eso me importa.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ooo, bastet todavía hay gente que vale la pena.
Si las encuentras me avisas por favor! :P
No, ya en serio, hay gente que vale la pena, a veces se nos va el amor se queda algo extraño en nuestro interior, algo que se asemeja al zumbido que viene después de un gran estruendo, en fin ¿qué se puede hacer?

Marqués de Púbol dijo...

Cuando leí el título pensé que habías perdido una apuesta e inicié el contenido con una sonrisa.

Al terminar la sonrisa no estaba, ¿q se te puede decir? sé cuánto querías a tus gatos, solamente que lo siento mucho. ¡Ánimo!

Un abrazo.

Marcelinaemilia dijo...

...q impotencia bastet! lo siento mucho, estoy parecida a ti ...hacen unos días q mi perro se perdió, y no sé más donde buscar, un abrazo de mi parte

Furtiva dijo...

Duele más porque no las perdiste, te las arrebataron. ¿Sabes? No creo que haya que tener fe en la humanidad, sino en los humanos. Porque no, no son todos. Más bien son los menos.

¡Besos!

Bastet dijo...

Gracias a todos por sus mensajes, en verdad me hicieron sentir mejor.
Entiendo que no a toda la gente se le debe tener desconfianza, por ejemplo ustedes, fieles comentaristas, aunque no los conozco en persona, me parecen personas de fiar.
Pero me dio mucho coraje, si algo les hice, ¿por qué no me reclaman personalmente? Incluso, si algo les hicieron ellas, soy yo la responsable.

Besos y abrazos de vuelta.

;)