viernes, 20 de agosto de 2010

Novedades

Hace mucho tiempo que no venía por aquí.
Parece que las cosas no han cambiado mucho.

Debo confesarles que me alejé del blog porque perdí el entusiasmo por redactar medianamente bien. Hubo temas y tiempo, pero no las ganas de revisar lo que escribo. Puede ser que Twitter y Tumblr hayan tenido algo que ver en eso, pero nadie lo sabe a ciencia cierta.

Hoy estoy escribiendo esto en la oficina mientras espero a que algo pase, cualquier cosa. Y lo mejor que se me ocurrió para pasar el tiempo fue hacer un post.

La empresa donde trabajo está sufriendo cambios que realmente me molestan mucho. Hay una suerte de lambiscones que se están llevando mi trabajo, lo maquillan un poco para presentarlo como propio y parece que a mis jefes no les importa. Mis defensas se terminan con ellos a la delantera.

Me da tristeza estar en la oficina.

Imaginen la escena de una película donde al protagonista todo le ha salido mal y está en un bar emborrachándose, estoy en ese punto de la historia, sólo que en vez de beber alcohol contesto preguntas de Yahoo! Respuestas, tantas que ya llegué al nivel 3 y me convertí en colaborador destacado. Auch.

¿Han visto la sexta temporada de Grey’s Anatomy? Con lo de la fusión y todo eso. Pues algo así está pasando, el ánimo de todos está decaído, se sienten nerviosos esperando el momento en que comiencen los despidos. Yo, a veces, me siento como Cristina: no estoy usando mis habilidades para nada productivo, puede ser que sea mejor buscar otro lugar, por lo menos un ambiente más sano. No sé, realmente no sé que debo hacer.

Bueno, siéntanse libres de presentarme ofertas de empleo :D

3 comentarios:

Furtiva dijo...

Entiendo lo que vives, esa crisis de no caber ya en la realidad que habitas es tremenda.

No tengo empleos para ofrecerte, pero te mando un abrazo.

Bastet dijo...

Oh, sí, es difícil de asimilar.
Y no te apures, los abrazos también son bien recibidos :D

Saludos

Anónimo dijo...

Ya conozco esta historia.
El resultado, ademas del que uno imagina (que suceda o no ya lo hemos imaginado) es que cuando vuelves a abrir los ojos te encuentras con gente acartonada, menos sonrisas, mas eficiencia y menos responsabilidad...
En realidad, no dejamos de confiar en la gente, solo que vivimos mas atemorizados por algo que no podemos definir bien. Pero, la prueba de que seguimos confiando en el 'pacto social' es que nos seguimos alegrando cuando gana nuestro equipo de futbol, o cuando se descubre algun nuevo avance tecnologico.
Si realmente dejaramos de confiar en la comunidad, tendriamos que empezar a estudiar mas sobre todo, no? Por ejemplo, cosas para poder ser autosuficientes para mantenernos en caso de una catastrofe... Como oderñar una vaca, como fabricar hierro, hacer el queso que nos gusta, etc.
Cuando nos despiden de la oficina sin habernos 'portado mal', no nos damos cuenta de que tenemos la oportunidad de soltar nuestra creatividad y buscarnos la vida de forma original. Creo que este desempleo masivo mundial va a generar tsunamis creativos imposibles de asimilar por el sistema...
No se donde estas actualmente, Bastet, ya que hace tiempo que no leo noticias nuevas tuyas. Pero, donde te encuentres te deseo la mejor de las suertes. Y espero que no dejes de contar si te ha ocurrido algo inesperado.

recuerdos